sábado, 1 de abril de 2017

Una de cal y otra de cual

He escuchado en la radio una noticia que me haría terminar en la cárcel de ser yo la víctima.

Resulta que cuatro hermanos andaluces pierden hace unos años a sus padres, que les dejan en herencia un pequeño hotel valorado en 1.400.000 euros.

Para tener derecho a esa herencia, cada hermano tiene que pagar 100.000 euros, dinero que no poseen, hasta sumar un total de 400.000 euros.

Como no pueden hacer frente a dicho pago, la Junta de Andalucía les embarga el hotel por el que se han satisfecho todos los impuestos a lo largo de su historia. Una vez embargado, la Junta lo subasta y lo malvende por 185.000 euros, es decir, por menos de la mitad del impuesto que se demanda.

A su vez, los herederos de ese bien que les ha robado la Administración, siguen sujetos al pago de unos impuestos que no pueden pagar, esta vez aumentados con intereses de demora, y sus nóminas o pensiones son embargados en las cantidades que marca la ley.

-------------------------------------------------------------

Éste es un caso más, menuda mierda que cuenta el Sibemol. Claro, es otro caso de abuso por parte de la Administración. Pero ése no es el fondo, queridos no-amiguitos. Como no nos toca a nosotros, nos la suda, es mejor ser “solidarios de etiqueta”. Si a los andaluces, o a los gallegos o a cualquier otro territorio no les separasen las siglas que dirigen los ricachones de cualquier partido (podemitas incluidos), saldrían a la calle en masa para protestar por la INJUSTICIA.

Pero no lo harán, claro que no. Les falta la banderita de turno sin la cual no son nadie. ¡Borregos! Esto en lo que se refiere a la gente. Respecto a los políticos, ya les he dedicado demasiadas entradas, muchas de las cuales me he visto obligado a borrar por si acaso, ya sabemos que a la gente se le puede llamar borrega y tratarla como a tal, pero si se trata de un político te la juegas. ¿Qué decir de ellos que no se haya dicho ya y que no me pueda meter en líos? Ya he rascado a los fachitas y a los rojitos, estoy seguro, porque no tienen más que la mirada lateral… unilteral, y luego vienen las hostias.

Sé que la gente se fía de los políticos. Dicen que no, claro, blablá. Pero los votan. Entonces, sí, se fían. Hipócritas. Sé tú y di que votas, que crees en ellos, no me vengas con que son todos iguales. Ésos a los que votas han permitido que tu banco te robe hasta que el tribunal europeo ha dictado una sentencia en contra del robo institucional en España y ha hecho devolver lo robado. Se esperan más sentencias, porque nos siguen robando; esos mismos a los que votas se lo permiten.

Nosotros somos así(n), y las generaciones más jóvenes, ésas que tienen el título de estar mejor preparadas (¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿……...?????!!!!!) son capaces de moverse por unas siglas que sólo son humo, vengan de donde vengan. No les importa nada mientras haya reggaetón. Por eso, los miles de ancianos gallegos estafados por las preferentes se encontraban solos, sin el apoyo de sus hijos o sus nietos en las manifestaciones frente a las entidades bancarias. Resoplando y tosiendo con el riesgo de que se les escapara la dentadura postiza. Sin la ayuda de quienes recibirán sus herencias. Claro que en Galicia el Impuesto de Sucesiones está casi completamente eliminado.

Dicen que aquí se roba menos.


Dicen tantas cosas.




No hay comentarios: